miércoles, 4 de marzo de 2015

A él le gustaba...

Le empezó a decir Paulina y así la presento a sus conocidos pero poco a poco le empezó a gustar más su otro nombre así que la llamo Karen solo para el, porque muy pocos le decían así y sentía bien poder ser de los pocos que le decían así. 
Le gustaba su cabello lacio pero no le gustaba que fuera tan poquito, ya que no podía jalarlo con libertad cuando hacían el amor.
Le gustaba su cabello negro pero no le gustaba como se veía cuando no se retocaba el tinte.
Le gustaba el largo de su cabello pero no le gustaba como se veía enredado, lo cual sucedía con frecuencia. 
Le gustaban sus moños de colores vivos que se ponía todos los días en su cabello, pero con el tiempo se le empezaron a hacer bobos e infantiles. 
Le parecía lindo que aprendiera a hacerse trenzas para querer verse mas bonita, pero no le gustaba la forma en la que rápidamente se despeinaba con ellas.
Le gustaba que no se maquillara en exceso o que no lo hiciera, le gustaba que ella fuera natural pero poco a poco comenzó a fijarse que las niñas mas arregladas tal vez se veían mejor. 
Le gustaba los colores intensos que se ponía en sus labios, hasta aumentaba su adiccion por los labiales regalándole más, pero odiaba que ella lo besara con ellos, puesto que le manchaba toda la cara y eso lo avergonzaba. 
Le gustaba su piercing en la lengua cuando se besaban pero por dentro el siempre pensó que esos solo eran para gente naca o gata.
Le gustaban sus ojos grandes, pero detestaba la mirada que ella le hacía cuando estaba enojada y mas aún, las ojeras que siempre cargaba con esos ojos cansados. 
Le gustaba su sonrisa pero poco a poco le fue perdiendo el chiste y la magia que esta le provocaba.
Le gustaba su cuerpo pero ella constantemente lo ponía en cambios donde subía unos pocos kilos y los volvía a bajar hasta el extremo, causándole poco a poco repulsión al querer tocarlo.
Le gustaba su cuerpo pero jamás le gustaron sus cicatrices.
Le gustaba sus pechos, lamentablemente no eran de ella.
Le gustaba su trasero pero poco a poco lo fue perdiendo y a él le dejo de gustar. 
Le gustaba sus piernas pero ella adelgazo demás y dejaron de gustarle mas aun que siempre tenían moretes y no era algo que le agradara. 
Le gustaba sus pies ya que eran pequeños pero poco a poco se fue hartando de que ella siempre estaba en pantuflas porque así ella se sentía cómoda. 
Le gustaba su tez pero dejo de hacerlo cuando ésta se volvió amarilla.
Le gustaba su espontaneidad pero odiaba como jamás pensaba antes las consecuencias de sus actos. 
Le gustaba que se expresara de esa forma tan peculiar que ella tenía pero detestaba que aveces lo hiciera con malas palabras o palabras fuera de lugar.
Le gustaba su imaginación pero odiaba las escenas imaginarias que ella hacia en su cabeza cuando de celos se trataba.
Le gustaba que siempre tuviera algo que contarle por mas absurdo que esto fuera pero llego a hartarse de que hablara tanto. 
Le gustaba que ella se riera de sus chistes pero detestaba que ella se sintiera ofendida de vez en cuando por uno de ellos. 
Le gustaba que le preguntara cosas cuando veían películas en el cine pero se harto de que no podía ver una película sin que ella hablara. 
Le gustaba cuando hacia escenas de celos tiernos pero fue odiando la frecuencia con que estos se repetían y como ya no eran tiernos.
Le gustaba que fuera sensible porque sentía que la podía proteger y que era femenino pero poco a poco empezó a detestarlo y a culparla por lo sensible que era. 
Le gustaba que se preocupara por él pero no le gustaba la frecuencia con la que le preguntaba como estaba o si se sentía bien.
Le gustaba hablar con ella pero se empezó a hartar con facilidad ya que ella decía puras banalidades que para ella eran importantes.
Le gustaba confiar en ella pero se fue reservando sus sentimientos y dejo de hacerlo.
Le gustaba que ella le preguntara sobre su trabajo o escuela pero el siempre pensó que ella solo lo hacia para sacar información y nunca supo que realmente a ella le importaba todo lo que el hiciera.
Le gustaba dormir con ella pero no le gustaba la frecuencia con la que se movía para poder encontrar un punto exacto para dormir agusto.
Le gustaba comer con ella pero odiaba lo lento que ella comía.
Le gustaba que le hiciera de comer pero ella jamás supo hacerlo bien y aveces tenía que fingir que le gustaba lo que le preparaba.
Le gustaban sus detalles o regalos pero no le gustaba que ella le preguntara todo el tiempo si este le había gustado. 
Le gustaba que tuvieran el mismo gusto de música pero detestaba que a ella también le gustara la banda.
Le gustaba ver series con ella pero no le gustaba que aveces no entendiera algo y el tuviera que explicárselo con frecuencia.
Le gustaba acurrucarse con ella pero ella se acomodaba en formas raras y nunca se dejaba de mover.
Le gustaba lo tierna que ella se veía con sus cobijas que no soltaba por nada del mundo pero le llego a ser molesto y aniñado.
Le gustaba ir en el carro con ella pero odiaba que aveces ella le dijera por donde irse o que no se acelerará tanto cuando manejaba. 
Le gustaba no hacer nada con ella pero le empezó a disgustar que esto se hiciera seguido.
Le gustaba llevarle flores pero el simplemente dejo de hacerlo.
Le gustaba sorprenderla con detalles o yendo a lugares diferentes pero el se harto de que ella siempre lo estuviera atacando de cualquier cosa.
Le gustaba cuando ella iba a su trabajo pero odiaba que hiciera comentarios negativos hacia otras niñas.
Le gustaba pasar tiempo con su familia pero no le gustaba las manías que cada uno tenía.
Le gustaba hacer el amor con ella pero odiaba lo insegura que ella era.
Le gustaba complacerla pero detestaba lo tardado que esto era. 
Le gustaba que tuviera metas pero odiaba lo pesimista que era. 
Le gustaba proteger sus miedos e inseguridades pero se fue hartando de lo repetitivo que estos eran.
Le gustaba la forma en la que ella pensaba las cosas pero poco a poco fue pensando que ella era una simple niña mas sin nada nuevo que ofrecer. 
A el le encantaba ella pero poco a poco de alguna forma u otra en el camino, el se fue desenamorando o desencantando de las cosas que antes amaba de ella y que ahora no las soporta o simplemente ya no le gustan ya sea por culpa de ella o porque simplemente ella no fue suficiente o no cumplió al final de cuentas, todas sus expectativas...

domingo, 11 de enero de 2015

I can't express myself anymore, it makes me anxious every time I think about it, I don't know what's happening to me, neither do I know how to stop it. All I know is that I'm becoming insane, I think I'm going to explode with all the feelings I have inside, like if all of them would want to go out at the same time and I can't seem to handle them anymore, I'm beyond sensitive, im feeling everything at once and it want it to stop, I want it to go away, because some how the negative feelings always have to weight more than the nice ones. Do my disorders are getting worst? Or did I just lose control of them? They all getting in again, amplifying every single emotion, thought, move, escape, everything they can, and I can't fight them anymore, not alone, not like this.